Páginas

19 sept. 2011

Pipo

No voy a empezar diciendo que tengo un perro especial, ya que me adelantaría grosamente a lo posteriori.
Para empezar, no es un chico blackberry, él pasa de esas cosas.
Siempre tiene el hociquito húmedo.
No le dan miedo los truenos, ni los relámpagos.
Su canción preferida es ésta:








En el patio de mi casa, es particular, no sé porqué extraña razón siempre planea un plan maléfico para escaparse. (creo que se alía con el vecino, Truco.)




Le encanta bailar y cantar conmigo, y lo hace de maravilla (como yo).


Es bisexual
Odia mirarse al espejo.
A veces me observa, sentado, y cuando le fijo la mirada, suelta un pequeño ladrido de "¡ven, acaríciame!", otras veces simplemente me aparta la mirada.
Siempre me hace caso a las órdenes de : ven!, tumba!, siéntate!, dame la pata!, la otra!, las dos!, no! Arriba! No comas eso! 
si hay algun invitado cerca, le doy verguenza ajena y no me hace caso.
Quiere ser el centro de atención en todo, cuando no lo consigue se enrabieta.
Le gusta dormir sobre algunas camisetas o pantalones.
Odia a los pelícanos, sin embargo idolatra a los cuadros, las flores y las plantitas^^


Cuando nos enfadamos con él, a veces rechista, otras se esconde debajo de la mesa como el que no quiere la cosa...


Me da besitos, y a cambio yo le rasco la barriguita.
Le encanta la calle, siempre que le pongo la correa la muerde y se pone muy nervioso los primeros minutos de paseo.
Sabe poner la perfecta cara de ^_^


Se siente importante cuando cada día le recuerdo lo guapo que es.
A veces escribe en mi ordenador con sus mini patitas.
Le cuento todo, y le hablo como si fuera imbécil.


Observa su alrededor y se sube a mi ventana.


Se sube a la mesa, aunque sabe que está mal.


Tiene un proceso de selección humana-perruna que aún no he llegado a entender, ladra y muerde los pantalones a gente que va trajeada, con gafas de sol, señoras con el pelo voluminoso o viejas gordas tipo marujas.
Tiene especial afecto hacia mi amigo aitor.
En cuanto a perrunidad se dice, se lanza a los perros más grandes, tengo que tener mucho cuidado con él por la calle, (es un chico malo)
SE CREE EL REY DE MI CASA, PERO  NO SE DA CUENTA DE QUE ME RÍO DE ÉL.
Le quiero.



No hay comentarios: