Páginas

24 ene. 2012

La ley de las 12

Todos los días, antes de empezar mis tareas, hago una lista con las horas que he de cumplir y el deber correspondiente.
Al final del día, (según mi horario), reviso de nuevo la lista.
Y ahí es cuando me siento fatal. Nunca cumplo lo que escribí hace unas horas.... unas horas.

¿Es que el tiempo se adueña de mi? ¿Es que no soy capaz de controlar mi tiempo?

Quizás tenga pajaritos en la cabeza
Tal vez sea distraída, y me encuentre distante con la tarea.
Pero yo siento cómo el reloj habla en tic tac a su libre albedrío y yo lo observo, cada movimiento circular hasta el número 12 y AHÍ es donde quería llegar, la gran potencia mundial, yuhu! Norte América, China, Alemania... se equivocan. Lo que nos hace esclavos en la Tierra , desde al gigante de Goliat hasta la más minuscula bacteria, es el tiempo.

¿O acaso puedo volver al jardín de infancia, a jugar y a tragarme la plastilina, sin que me digan que estoy como una auténtica cabra?

¿Puedo volver a las estrellas pulverizadas en mis huesos y contemplar el Big Ban?

Drástica, soñadora,estúpida

3 comentarios:

Belver. dijo...

buuun! saltas con tu parte literia y vuelves a arrasar para mí.
tienes toda la razón nos manipula demasiado el tiempo.

Luciapink dijo...

Gracias en serio de si

Aminta Paiz dijo...

Yo tampoco puedo controlar mi tiempo.... soy su esclava... mi imaginación me controla... me voy de este mundo!! pero creo que me gusta vivir en la irrealidad.